Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

 

BARQUISIMETO  ESTADO  LARA  VENEZUELA

 
 

 
           

INICIO

CULTURA Y FOLKLORE

PUBLICIDAD

 Historia

Folklore
En el estado Lara se mezclan distintas y variadas manifestaciones culturales del folklore que enriquecen de manera evidente la sociedad del centro-occidente del país. Dichas fiestas se celebran a lo largo de todo el año en los diferentes municipios que conforman nuestro estado. Asimismo, algunas de estas manifestaciones folklóricas típicas que puede conocer son:

    El Tamunague
    El Golpe
    El Juego del Garrote
    Los Zaragozas
    El Baile de San Benito
    El Rosario de Animas


El Tamunangue: Está considerado como una de las expresiones folclóricas más interesantes de América. Este baile no es exclusivamente de El Tocuyo, sino de toda la región comprendida entre esa ciudad y Curarigua.
El Tamunangue, no es como algunos se imaginan, una diversión, sino una especie de rito que practica el pueblo de estos lugares, en homenaje a San Antonio. De tal manera que el pueblo de la citada región de Lara acostumbra a interpretar este baile en pago de alguna promesa a San Antonio y, principalmente, en el día del santo, el 13 de Junio. En este caso lo hacen delante de un altar y los músicos acostumbran quitarse el sombrero cuando van a cantar. Además, siempre inician el canto con una Salve, cuya letra es la misma de la oración, así llamada, que ellos cantan como un tono. Sigue la parte llamada la Batalla que es una esgrima del garrote al compás de una música descriptiva. De resto, es una serie de danzas religiosas efectuadas en honor a un determinado Santo, es costumbre desde tiempos muy remotos en varias regiones de España.



 

 
 Símbolos  
 Geografía y Clima  
 Mapas  
 Economía  
 Cultura y Folklore  
 Gastronomía



 

 
 Religión
 Turismo  
 Parques Nacionales  
 Alojamiento  
 

FOTOS

 
 Av Lara



 

 
 Av Los Leones  
 Av Venezuela  
 Barquisimeto Antiguo  
 Carreras  
 Catedral  
 C C Churun Merum



 

 
 C C Las Trinitarias  
 C C Paris  
 Crepúsculos  
 Edificios y Torres  
 El Obelisco  
 Fuentes Parques y Plazas    
 Iglesias

El Golpe: Es la manera más genuina de interpretar joropo en el Estado Lara. Se puede ejecutar en cualquier momento del año sea para animar una fiesta familiar, como para acompañar una celebración popular de la tradición local. Su característica fundamental es el canto a dúo -donde cada primo o tenor va con su tercer- estilo único en el país.
En El Golpe se acostumbra el uso de un pequeño estribillo del cual deriva normalmente en el nombre de la pieza que después de un interludio musical se alterna con las coplas, muchas veces improvisadas o sacadas del imaginario popular. Para la interpretación de El Golpe, el larense dispone de toda una familia de instrumentos de cuerdas: El cuatro, el cinco y el seis, junto a las maracas y la tambora, que producen una sonoridad particular, de amplio registro y volumen orquestal. Por supuesto, también se pueden encontrar en la región joropos instrumentales interpretados con violín como solista.
Aún cuando en todo el país el joropo se define ante todo como un baile, en Lara no hay acuerdo de si El golpe es o no bailable.
Lo que si es cierto es que ¡Ah Mundo El Tocuyo! es la expresión nostálgica que le brota de la garganta al tocuyano cuando lejos de su terruño, escucha entonar un Golpe: Esa forma musical que los hijos de El Tocuyo defienden como suya, con tanto celo y orgullo que insisten en que no hay un Golpe larense sino El Golpe tocuyano. Seguramente, porque son los tocuyanos quienes más la cultivan, además de considerarla originaria de su región por aquello de que El Tocuyo fue Ciudad Madre de Ciudades.
El Juego del Garrote: El Tocuyo tiene un valioso Patrimonio Cultural que le pertenece a la generación de hoy del mañana del estado Lara. El Juego del Garrote Tocuyano, una de las mejores tradiciones de nuestra gente, ha sobrevivido gracias al Tamunangue, danza que se inicia con "La Batalla" (Juego de Garrote Figurado), en la cual dos hombres en honor a San Antonio, realizan un ritual religioso ejecutando movimientos básicos que, si los batalleros son conocedores del Juego de Garrote, lanzan palos al cuerpo que son defendidos con arte y destreza. Este juego que se distingue por sus características particulares y su arraigo popular no sólo es un método de autodefensa, sino también es un ejercicio apropiado para el fortalecimiento físico que nos proporciona mejor salud para alcanzar la longevidad.

   
 Museos y Teatros    
 Universidades    
 Urbanizaciones    
 Variados    
 Varios Pequeñas 01    
 Varios Pequeñas 02    
 Vistas Panorámicas    
 

OPCIONES

   
 Publicidad    
 Autor    
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
   

Pero además de ser un comprobado método de autodefensa que ha sido sometido por expertos en combates contra otras armas, donde se ha demostrado que la fuerza del garrote es irresistible, es una expresión genuina que forma parte del Patrimonio Cultural de nuestra región larense, que debemos destacar, trazándonos la meta de promoverlo y preservarlo.
Los Zaragozas: La fiesta de Los Zaragozas pertenece a esa celebración de amplia dispersión en los estados andinos conocida como locos y locainas, que, por alguna razón, en Sanare y Guárico adquirió nombre propio. Se celebra cada 28 de Diciembre, cuando la Iglesia conmemora el Día de los Santos Inocentes en recordación de aquel asesinato colectivo de niños, ordenado por Herodes, la fallida intención de eliminar el Niño-Dios. Para la tradición popular ése es un día de locos y actos disparatados. En su esencia, esta celebración reúne símbolos opuestos. Por una parte está la actitud devocional, representada en la misa y el cumplimiento de promesa según las normas de la Iglesia, junto a ritos populares de rezos y cantos ante una pintura que muestra aquella cruel matanza relatada en el Nuevo Testamento; y por la otra, la conducta festiva de los enmascarados, la música, el baile, los excesos, la alegría, y la inversión de roles, más bien propios del carnaval. En los inicios estos mamarrachos eran temidos por niños y adultos por las fechorías que realizaban ese día, invadiendo casas y robando comida y bebidas de los pobladores.

   
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
   

De manera que aquí están sincretizados el espíritu y la devoción cristiana con el derroche carnavalesco y pagano. La explicación parece remontarse a tiempos medievales europeos cuando se festejaba la fiesta de los locos en días comprendidos entre Navidad y Año Nuevo. Allí las parrandas enmascaradas recorrían las calles, abundaban hombres con trajes y máscaras femeninas que cantaban canciones obscenas hasta en el atrio de las iglesias. Estos festejos estuvieron tan cargados de elementos paganos que fueron muy criticados y perseguidos, especialmente por los líderes de la Iglesia, quienes, buscando extinguirla, la asimilaron al Día de los Inocentes. Sin embargo, como lo revela la fiesta de Los Zaragozas, aquellos actos paganos no desaparecieron sino que se fusionaron con los ritos religiosos y hoy constituyen una viva expresión de la idiosincrasia sanareña.

   
       
       
       
       
       
       
       
       
       
   

En la actualidad, los preparativos de la fiesta comienzan varios días antes, con la recolección de dinero entre los lugareños para cubrir los gastos de la celebración. El día 28, muy de madrugada se congregan los disfrazados en la casa de la Capitana María Valeria de González. Ella es la encargada de organizar un altar en un espacio abierto de su casa y brindarle café a Los Zaragozas, que en ocasiones, como en años pasados, llegaron a sumar casi 7.000 disfrazados. En la casa de María, se reúnen además, los músicos y cantadores encabezados por Bernabé Alvarado, quien es el Capitán Mayor, Severiano Alvarado, Capitán Menor y responsable del cuadro simbólico de los inocentes y portador de la bandera. Ya con la luz del día y después de haber entonado La Salve y rezado unas oraciones frente al improvisado altar -como indicación del rompimiento- se dirigen todos a la Iglesia de San Isidro para escuchar la primera misa. Este rito lo repiten en la Iglesia Principal de Nuestra Señora de Santa Ana, en Barrio Arriba.

   
   

El Baile de San Benito: La guía del año festivo indica que el 2 de Abril, los habitantes del Municipio Torres, en el Estado Lara, tienen por tradición rendir culto a San Benito; aún cuando se le puede festejar en cualquier fecha por razones de promesa. Según la creencia de los vasallos de San Benito, este Santo tiene el privilegio de atraer o alejar la lluvia, para sus ritos, rogativas o velorios, los creyentes están organizados como una esclava que a su vez es dueña del Santo y lo conserva por tradición familiar, del Capitán y los Vasallos.
Según palabras de la señora Almazán (1965), la imagen de San Benito de Palermo fue llevada a El Jabón desde la población trujillana de Carache. "El es muy parrandero y milagroso, sus bailes y sus danzas son toda promesa por pagar: Así por ejemplo, el Baile de la Culebra es promesa para curar las picadas de serpiente y el del Alacrán para la picada de este animal.
Otros cantos y danzas son para divertir al Santo, tales como el Baile de la Botella y el de Los Gallos; y otro para rendirle culto, tal como El Baño de San Benito, que consiste en bañar al Santo de aguardiente, lo cual, le complace sobremanera". Tal como se puede apreciar en estos bailes a San Benito, hay elementos lúdicos, mágicos y religiosos. Seguramente por la presencia de viejas creencias indígenas o africanas, sincretizadas con rituales de la religión católica. No hay duda de que estos bailes a San Benito han perdido el fervor de ayer y más bien se han ido quedando en la memoria de algunos que aún lo veneran.
El Rosario de las Animas: El 2 de Noviembre con motivo del día de las Ánimas del Purgatorio se realiza el Rosario de Ánimas en Boro, Curarigua y El Jabón; y también en los caseríos El Roble del Municipio Iribarren y Algodones y Gallardo, del Municipio Urdaneta. La tradición establece cantar un rosario a las doce de la noche, durante las nueve noches comprendidas entre el 2 y el 10 de Noviembre. Para este rosario se reúnen hombres solos desde la nueve de la noche y en el atrio de la Iglesia, contando cuentos y bebiendo.
Ya a las doce de la noche se dirigen al cementerio; adelante marcha el llamado gritón o ánima sola; una cuadra más atrás lo siguen los demás hombres llamados rosarieros. Éstos comienzan cantando el primer misterio con sus avemarías. Al terminar, uno de los rosarieros -el cual lleva una escardilla- da un golpe sobre ésta, que hace de campana para avisar al gritón que cante. Éste con voz fuerte y lastimera canta: "Hagan bien por las benditas ánimas del pulgatorio" y enseguida pide: "Un Padre Nuestro y un Ave María por el alivio y descanso de las benditas almas del pulgatorio" a lo que todos contestan: Amen.


       
                                    Baile de Tamunangue
        



      
                                          Los Zaragozas
        
                                          Los Zaragozas